El Mimbre Despeinado

El sillón tiene algo que te pica. Cuando lo miras es un pelo de mimbre que se niega a volver a su sitio. No es rebeldía, es familia del plástico del sofá. El mimbre despeinado está fuera de lugar.

viernes, noviembre 09, 2007

Los macharranes



"El macharrán siempre protegerá y velará por el bienestar del macharrán que tiene a su lado. Lo respetará, sobre todo lo demás" ------ Primer mandamiento del código de "Los Macharranes"

Mi viejo tiene un grupo de amigos que con orgullo se llaman los macharranes. Se reúnen cada cierto tiempo para cocinar, beber vino junto a la piscina de mi casa (llevo fuera de mi casa ya casi ocho años, debería decir la casa de mis papás) y conversar con música en el fondo. El playlist que mi viejo ponga en su componente ese día, depende del “mood” que impere en la reunión. Puede ser un jazz suave, una salsita vieja otro día…en fin que “Los macharranes” no conocen enemigo musical. Son esa gente chévere que no discrimina. Después que haya vino y buena comida lo demás fluye.

Un día hace varios años atrás llegué a casa después de la universidad y me olvidé que era la reunión macharrana del mes. Entré a la cocina y me atreví a saludarlos. Como las identidades de “los macharranes” siempre han sido protegidas por mi papá, me sorprendí al ver tantas caras conocidas. Eran como cinco y estaban parados en diferentes puntos estratégicos de la cocina rodeando a mi viejo mientras cocinaba. Papa tenía un delantal ochentoso en su pecho y una camisa que mi mamá le compró hace varios años que decía “Praise my cooking”. Copa en mano me dio una sonrisa de medio lado, me ofreció comida y me la sirvió rápidamente para asegurarse de que desapareciera de la cocina cuanto antes. Uno de sus amigos fingiendo hacer la voz de Vitín me reprochaba por qué estaba yo allí. Insistía en que “los macharranes” tenían un código de anonimato que había que respetar, que la entrada de mujeres era prohibida por 24 horas, que gracias a mi llegada ahora tenían que descontaminar el área. Me tomó cinco minutos mirar a Papa incrédulamente buscando que me defendiera. Mi contestación no fue suficiente para el macharán #1 así que proseguí mi camino a mi cuarto con un plato de comida en mis manos mientras el macharán #2 ponía por cuarta vez la misma canción de Chuíto el de Bayamón. GOD!!!!!!!!!!!!!!!!

He contado esto porque anoche mimbrosos me di cuenta que existe otra clase de macharán boricua. Es una clase que no conocía y son difíciles de descifrar. Una secta oculta. Son un grupo selecto de hombres que como dice ese prócer puertorriqueño Daddy Yankee “les van a toassssss”
Y lo admito, estoy fuera del “juego” y cuando voy a una barra sola un jueves en la noche soy una de esas tuercas que le da moho si no le ponen W 40.
Anoche, cuando un macharán se me acercó con su labia peligrosa y sus ojos de buitre enfermo traté de encontrar dentro de mi ese por ciento macharán que toda mujer tiene, pero me faltaba el W 40. Debí haber leído con mayor detenimiento el código del grupo de mi viejo. Tal vez hubiese respondido con mayor agresividad a los piropos inapropiados de este individuo para que este continuara con su camino y me dejara quieta. Pensé que mi cara de aburrimiento era suficiente, pero me equivoqué. El tipo seguía, seguía y seguía violando cada vez mas mi espacio físico. Era otra clase de macharrán. Era, el macharrán persistente. Se recostaba de la pared y subía la pierna izquierda en pose de “cool and casual but i’m working it”. Cantaba de vez en cuando al son de la música. To sudao juntaba su manos como si fuesen un pandero. Cuando trató de decirme lo bella que estaba anoche, miré al pana que me acompañaba con ojos de auxilio. Justo en ese momento fue que entendí que para quitarme un macharrán persistente de encima, necesitaba un macharán normal.
Lo que inevitablemente me lleva al otro punto importante de la noche, no todos los macharranes son peligrosos. Algunos tienen claro que lo son, lo asumen, te lo comunican y siguen su camino. Puede que esto de los macharranes sea un poco difícil de explicarlo mimbrosos a menos que uno sea una mujer troquera (pero eso es otro Mimbre).

Las mujeres, si es que tenemos alguna limitación en esta vida, es que no podemos entender por completo al macharran boricua. Tal vez es por eso que nunca entendí porque mi viejo me enseñaba a ser una mujer independiente y segura al mismo tiempo que decía entre risas chistes macharranes al aire en sus reuniones mensuales con panas. Creo que no me toca entenderlos, solo reconocer que existen, darles su espacio y aprender a coexistir con ellos. Solo me resta mis queridos mimbrosos, para despedirme de ustedes usar las palabras de ese rapero auctóctono puertorriqueño Tito el Bambino. Cada vez que lo cito, sus sabias palabras traen lágrimas a mis ojos: “Dios los bendigaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”.

7 Comments:

At 11:45 a. m., Blogger Bohemia6 said...

Me encanto el post pero en especial la foto retro del Gran Combo. Genial!!

 
At 2:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

Andreíta:

Cada vez te entiendo menos; creo que te estás volviendo posmoderna.

Tu viejo Rompefuentes

 
At 9:29 p. m., Blogger Antonia Pujols said...

Andrea is back!!!!

La comunidad GBLT te da la bienevenida otra vez!

(what the fcuk?)

 
At 8:37 p. m., Anonymous Anónimo said...

... hay algo que no entiendo... cuando lo entienda te pregunto....

 
At 3:58 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola, yo nomas queria preguntar si de casualidad tu viejo no conoce un grupo de macharranes por aca por la ciudad de Mexico...

 
At 12:37 a. m., Anonymous Anónimo said...

Oye mujer, ay mira oye mujer. Tu nacistes para servirle al hombre en todo lo que quiera nacistes pa'laborar tu dinero debe darlo sin ninguna discusion. Y si por casualidad lo coje nadado en llano el te dara un dinerito para que compres un traje a segundas manos. Tiene que lavar las medias toda la ropa interior y tiene que cocinarle. Luego salir a lavarle el carro del año que hace poco me compró. Coro: Las mujeres son, son, son. Ay mira son traicioneras pero son. Te piden un quilo pa mani y te cojen un vellon. Ay pero apesar de todo te entregan el corazon. Ay mira las mujeres las mujeres mira son. ~ Ay mira son traicioneras pero son. Son lo mas lindo de este mundo lo juro yo. Ay son como el melao, melao mira son. Yo las quiero yo las adoro porque son.


josue balseiro

 
At 10:12 a. m., Anonymous Anónimo said...

Si Te Cojo
(Canta: Ismael Rivera)

Mira mami, si te cojo coqueteando, verás
mira ponte a lavar, yo quiero mi ropa limpia
mi pantalón, restriégalo, restriégalo, restriégalo
denme una papa, si, deja ver
luego ponte a fregar, mira yo no como cuento, ummm.

Si te cojo coqueteándole a otro
ya verás que trompa' te voy a pegar
si te cojo guiñándole a otro
un piñazo en un ojo te voy a dar.

Yo me paso sudando por ti
pa' que tu coquetees por ahí
si yo llego y no te encuentro aquí
pau, pau, pau, te voy a dar.

Mira negra, y ponte a fregar
coje el trapo y ponte a limpiar
si yo llego y mi papa no esta
pau, pau, pau, te voy a dar.

Después no digas que yo soy malo, oíste
tu sabes que yo te llevo chévere
pero si no te pones al día.

Con todito y lo buenas que estás
- ya verás, que trompa' te voy a pegar
si yo llego y mi papa no esta
-un piñazo en un ojo te voy a dar
tu no ves que yo me paso sudando pa' ti
-ya verás que trompa' te voy a pegar
Para que tu coquetees por ahí
-un piñazo en un ojo te voy a dar
Palo, palo, puño y bofeta'
-ya verás que trompa' te voy a pegar
Después no digas, que este negrito es malo
-un piñazo en ojo te voy a dar
Con todito y lo ricas que estas
-ya verás que trompa' te voy a pegar
Rukutu, rukutu, rukutu,rukuta
-ya verás que trompa' te voy a pegar
Con lo linda y lo ricas que estas mi negra,
muchachita , mamita
-un piñazo en ojo te voy a dar
! lleva !

Te gusta pelar, ah
te gusta pelear pa' después contentarte.

Esa negra si que es un lío
-ya veras que trompa' te voy a pegar
Rukutu, rukutu, rukutu, rukuta
-un piñazo en ojo te voy a dar
Y tu de mi no te vas a reír
-ya veras que trompa' te voy a pegar
Tu sabes que yo, yo no te lo voy a permitir
-un piñazo en ojo te voy a dar
Azúcar Lola. !como!


Josué

 

Publicar un comentario

<< Home